Baccarat

Uno de los juegos más populares, tanto en los casinos como en la literatura, es el baccarat. Este juego se caracteriza por ser un juego de cartas similar al blackjack, pero con la diferencia de que el objetivo es llegar a una puntuación de 9 y las figuras carecen de valor. Es un juego donde hay mayores posibilidades de ganarle a la casa.

Baccarat en línea

Tanto en el baccarat en línea como en el presencial se puede contar con varios jugadores (algunos casinos manejan hasta 14 jugadores por ronda). En ambas versiones del juego el objetivo es acercarse lo máximo posible al puntaje de 9, ya que es imposible lograr un 10. Es más, en este juego cuando se llega o se pasa de este número, las decenas son eliminadas para manejar solamente unidades.

Independientemente del número de jugadores, la relación del juego es entre la banca y el jugador. Tanto el jugador como la banca parten con dos cartas boca abajo. Dependiendo de cómo se dan las puntuaciones, se irán incrementando las cartas hasta llegar a 6. El juego finaliza con cuatro posibles resultados: gana el jugador, gana la banca, se empata o se declara el juego nulo.

¿Cómo jugar al baccarat?

Para jugar al baccarat no es necesario contar con una especialidad en matemáticas. Simplemente, hay que tener en cuenta algunas reglas para que la diversión sea precisamente eso, diversión. Algunos casinos cuentan con la opción de ver el historial de cartas dadas. Esto puede ayudar a tener una idea de qué cartas puede sacar el jugador, con lo cual se puede planear una mejor estrategia de apuesta.

Todos los jugadores reciben dos cartas boca abajo, ganando aquel que más se acerque al nueve. Si todos los jugadores tienen el mismo total, empatan y se devuelve la apuesta. Si nadie tiene un 8 o 9, el valor de las cartas del jugador decide cómo sigue el juego. La banca realizará sus movimientos, dependiendo del valor de sus cartas y de la tercera carta del jugador.

¿Qué se apuesta en el baccarat?

Apostar en un juego de baccarat resulta sumamente divertido e interesante. A diferencia de otros juegos de cartas, en el baccarat existen diferentes formas de apostar que permiten más posibilidades de ganar. Las apuestas se basan en los posibles resultados desde el que ofrece la mayor ventaja y es más común, hasta el más inusual y con menos ventaja. También se puede apostar por el juego de otro jugador.

La apuesta más común es la de banca/jugador, donde el jugador apuesta a cualquiera de los involucrados que se acerque a 9. Otras apuestas pueden ser por el tipo de cartas que se obtienen, ya sean de un mismo valor y figura, o que las dos primeras cartas tengan la misma cifra. También se apuesta a cuántas cartas se reparten durante la ronda, y se puede apostar por un empate.

¿Dónde jugar?

En México hay varios casinos online que cuentan con este emocionante juego de cartas. Además de ofrecer algunas de las mejores promociones directamente a tu crédito, algunos sitios te permiten jugar gratis y tener más posibilidades de ganar. Este juego ofrece una gran cantidad de bonos que van desde los $100 MX hasta $85.000 MX. Por lo que jugar al baccarat es una de las mejores opciones.