Introducción a los jackpot progresivos

El jackpot, jackpot progresivos o bolsas progresivas son cantidades ofrecidas como mejores pagos en determinados juegos de casino y que continúan aumentando hasta que un jugador las gana. Estos jackpots están disponibles en una amplia gama de juegos, pero los más comunes están vinculados a las tragamonedas o slots. Las bolsas tienden a acumular desde miles hasta millones de dólares. Los juegos con jackpot progresivo están disponibles en casinos en línea y casinos físicos.

La mayoría de los juegos con jackpot progresivo requieren apuestas máximas para ser elegibles para el jackpot. Así que, si aciertas cualquiera que sea la combinación o mano requerida para ganar el progresivo, pero no has apostado la cantidad correcta, no ganarás el monto. Los jackpots progresivos son los mayores premios que ofrecen los casinos para diferentes juegos, y bien se pagan al jugador o se dividen entre varios una vez que se gana.

Tipos de jackpot progresivos

Entre los diversos tipos de jackpot progresivos que puedes encontrar están los progresivos de la red (WAN) de juegos del casino. En la actualidad, estos progresivos se encuentran entre los juegos de casino más conocidos y populares del mundo. Las bolsas de la red (WAN) de juegos del casino consisten en máquinas tragamonedas conectadas con varios casinos dentro del mismo país. Este tipo de bolsa comúnmente se acumula en enormes cantidades de dinero en efectivo.

Otro tipo de jackpots son los jackpots progresivos locales. Estos jackpots progresivos ganaron fama desde su aparición y todavía existen. Los juegos progresivos locales involucran bolsas dentro de un casino específico vinculado a varias máquinas. La red puede incluir desde diez hasta cien máquinas, pero esto depende del tamaño del casino. Otro tipo de bote son los jackpots progresivos independientes cuyas apuestas solo se pueden hacer dentro de la máquina con tickets guardados en ella.

¿Qué es una tragamonedas con jackpot progresivo?

En el sentido más amplio del término, una tragamonedas o slot con jackpot progresivo es un juego que ofrece premios en efectivo estándar como todos los demás juegos. Además, esta tragamonedas también ofrece un premio especial de jackpot que aumenta de tamaño con cada giro realizado. La bolsa se incrementa desde una pequeña cantidad a una cantidad enorme de dinero. El único límite se fija cuando alguien gana el premio mayor progresivo.

¿Cómo se juega en una tragamonedas con jackpot progresivo?

Para facilitar la acumulación de un jackpot progresivo es necesario que los diseñadores del juego usen el dinero que apuestan de una manera ligeramente diferente a una tragamonedas estándar. En un juego estándar, el dinero que apuestes en cada giro se usará con mayor probabilidad para contribuir a las ganancias en la tragamonedas, con un pequeño porcentaje que va al casino como ganancia en el juego. Este porcentaje se conoce como el porcentaje de retorno al jugador (RTP, por sus siglas en inglés).

En una tragamonedas con jackpot progresivo la mayoría de tu dinero en efectivo va en ganancias estándar, con un pequeño porcentaje para el casino. Pero, además de esto, un pequeño porcentaje de cada apuesta realizada se añadirá al fondo de premios de jackpot progresivo. Así, una tragamonedas estándar puede tener un RTP del 95%, lo que significa que el 95% del dinero que la tragamonedas se paga en premios y el 5% se retiene para el casino.

¿Cómo jugar con un jackpot progresivo?

Las tragamonedas o slots progresivos no son juegos basados en habilidades en los que puedes mejorar tus posibilidades a través de la concentración o la experiencia. En vez de eso, simplemente haces girar los carretes y esperas que la suerte esté de tu lado. Pero esto no quiere decir que no puedas hacer ciertas cosas para aumentar tus probabilidades de ganar un pago progresivo. De hecho, el hacer las debidas tareas antes de jugar te asegurará mayores ganancias.

Lo primero que quieres hacer al elegir un nuevo slot progresivo es revisar el apartado de ayuda (también conocido como información). Esta pantalla o sección muestra las reglas del juego, permitiéndote ver exactamente lo que se requiere para ganar un premio mayor. Conocer las reglas te ayuda a evitar un escenario en el que sigues jugando solo para descubrir más tarde que ninguna de tus jugadas califica para el premio mayor.

Probabilidades de ganar el jackpot progresivo

Como es de esperar, las posibilidades de ganar un jackpot progresivo son bastante bajas dadas las enormes cantidades de los premios involucrados. Cada bote progresivo tiene una combinación ganadora que debe ser completada para poder ganarla. En la mayoría de los casos, la frecuencia de éxito de la combinación ganadora es extremadamente baja. Así pues, como regla general, cuanto mayor sea el bote, menores serán las posibilidades de lograr la combinación ganadora.

Debido a los generadores de números aleatorios, no hay diferencia entre jugar un jackpot progresivo durante horas o realizar tu primer giro. La probabilidad de ganar cada vez que juegas sigue siendo la misma. Cada giro o mano es independiente. Por lo tanto, jugar por más tiempo no afectará la probabilidad de ganar en el futuro. Se tarda entre tres y seis meses en ganar la mayoría de los jackpots progresivos, y más para las bolsas mayores.

Consejos y estrategias para ganar un jackpot progresivo

Es imposible ofrecer un método seguro para ganar una bolsa o bote progresivo. Sin embargo, hay algunos métodos muy sencillos para maximizar tus posibilidades de ganar y asegurarte de ganar a lo grande. Estos pueden ser, por ejemplo, buscar los jackpots atrasados. Busca siempre las bolsas que están en un tamaño promedio de premio mayor o superior para asegurarte de que estás obteniendo la mayor cantidad de dinero posible en el raro caso de que tengas éxito.

Otra estrategia a seguir es usar las promociones de bonificación. Muchos casinos en línea ofrecen promociones adicionales que permiten a los usuarios jugar con las tragamonedas progresivas de forma gratuita. Asegúrate de sacar provecho de estas promociones para una carrera gratuita y algunos premios masivos. Otra pauta a seguir es estar atento a los límites de retiro. Asegúrate de echar un vistazo a la sección del cajero y determinar si tienes un método de pago adecuado por si ganas.

Conclusión

El objetivo de jugar a las tragamonedas progresivas es divertirse. Pero siempre es más emocionante cuando añades alguna estrategia a la mezcla y aumentas tus probabilidades de ganar. La clave principal es averiguar qué debes hacer para calificar para el premio mayor. Estas calificaciones pueden incluir el uso de cada línea de pago, la realización de una apuesta paralela o la apuesta de un valor específico. No te olvides de consultar la pantalla del juego.