La ventaja de la casa

A veces, la casa parece tu enemigo. Ese enemigo que se queda con todo tu dinero porque sabe algo que tú no sabes. La casa es la que domina las cartas, las pelotitas de la ruleta y tiene control sobre lo que sucede en cada apuesta. A veces, pareciera que es así. Pero la ventaja de la casa no es una treta para que pierdas, es más bien el dinero fijo que el casino gana por cada apuesta que se hace en las mesas. Pongamos, por ejemplo, la ruleta europea. En este juego de apuestas tan popular, la ventaja de la casa siempre será de 2,7%. La ventaja de la casa suele sacarse de la apuesta inicial y no se agrega a las apuestas adicionales en un mismo juego.

Ventajas variables

Sería maravilloso que las ventajas de la casa fueran fijas, pero no lo son y varían de juego en juego y de tipo de apuesta en tipo de apuesta. Por supuesto, mientras menor sea la ventaja de la casa, más atractivo será el juego. Hay que saber, además, que no todos los sitios online manejan las mismas ventajas de la casa. Por lo tanto, es recomendable averiguar antes y hacer comparaciones. Ya vimos que en la ruleta europea la ventaja es de 2,7%. En la americana, en cambio, la ventaja suele ser de 5,26%. En el blackjack europeo la ventaja es de 0,45% aproximadamente, y en los slots la variación va ¡desde 1,80% hasta 15%! Por lo tanto, averiguar cuál es la ventaja de la casa o el “house edge” es vital para tus finanzas.

Blackjack, el juego ganador

De todos los juegos de azar, el blackjack puede que sea el que más adeptos tiene. Esto no es una sorpresa, puesto que el blackjack puede reducir la ventaja de la casa a menos del 1%, si es que se sabe apostar bien. Todo depende de la cantidad de mazos que se incluyan en el juego. Si el crupier o dealer (en caso de que se juegue en vivo) dice que el juego tiene un margen de ventaja de 5%, es un 5% lo que se supone que perderá quien apuesta. Por ejemplo, hay ciertos juegos online de blackjack que tienen apuestas opcionales que suelen jugar a favor de la casa. Hay que estar muy al pendiente si se quiere apostar por el lado. Pero no todo va a favor de la casa. Veamos cómo ganar.

Ganar jugando al blackjack

Primero que todo, es vital aprenderse todas las reglas de memoria. Y cuidado que hay tantos grupos de reglas como juegos de blackjack. Cuando el jugador se pasa del número, siempre, siempre pierde su apuesta. Esa es la regla de oro. Segundo, mientras menos barajas se usen en el juego, menor será la ventaja de la casa y mayor será la ganancia del apostador. ¿Por qué el número de barajas es importante e influye en la ventaja de la casa? Porque mientras menos cartas haya, menos probabilidades tiene el jugador de obtener un blackjack natural, y menos posibilidades tiene de tener un blackjack natural al mismo tiempo que la casa. Si ambos (jugador y casa) tuvieran un blackjack natural, la apuesta se le devuelve al jugador y hay que empezar de nuevo.

Ventajas de la casa según las barajas

Es mejor tener las cuentas claras siempre. Cuando hablamos de que el blackjack tiene las menores ventajas de la casa para el jugador ¿a qué nos referimos? Pues a esto que viene a continuación: si juegas con ocho barajas, aunque tienes más opciones de ganar, tendrás que pagarle a la casa una ventaja del 0,66%. Si juegas con seis barajas, pagarás 0,64%. Si juegas con cuatro, 0,60%. Si juegas con dos, pagarás 0,46% y si, finalmente, juegas solo con una baraja, pagarás 0,17% que es por lejos de los mejores porcentajes en la gran mayoría de los juegos de azar. ¿Para qué pagar más cuando puedes pagar muchísimo menos? Estos porcentajes no solo se aplican para los juegos en vivo, sino también para los juegos online.

Casinos sin ventaja

Las posibilidades son infinitas cuando se habla de las ventajas de la casa. Y ha surgido un grupo de casinos online cuya ventaja es igual a 0, por increíble que parezca. Esta ventaja igual a cero te hace sentir que tienes buenas opciones de ganar o, por lo menos, te dice que no habrá un porcentaje asegurado de pérdida.

¿Cómo lo hacen?

El 0% de ventaja para la casa asegura a los osados casinos online que la ofrecen publicidad gratuita y un flujo mayor de apostadores. Y eso es siempre bueno. Esos casinos se sostienen porque no todos sus juegos son sin ventaja, y porque los jugadores cometen errores y eso hace que la casa gane de todos modos.

Finalmente, como podemos ver, cuando de ventajas de la casa se trata hay de todo y para todos los bolsillos. Creemos que vale la pena intentarlo con aquellos cuya ventaja es 0, en particular si eres un jugador experimentado. Nunca se sabe si puedes poner a la suerte de tu lado y darle muy fuerte con el palo al gato.